Nueva York histórico: Un nuevo método para el paseante solitario

Por Rafael Muñoz Saldaña

 Este artículo se publicó en la edición 49 del periódico 1900 en julio de 1999

TriBeCa

Panorama de TriBeca

Cuando escuchamos hablar de Nueva York o pensamos visitarlo, ante la enorme oferta de atractivos, rara vez consideramos conocer en detalle la parte histórica de la ciudad, aquella limitada área donde desembarcaron los primeros navegantes holandeses que la fundaron y desde donde creció todo lo demás. Por otra parte, para quien decide recorrerla, ocurre lo mismo que en toda el área restante de la ciudad. Es muy posible que, por cualquier paso en falso o por recorrer con demasiada prisa alguna de las aceras, perdamos detalles, puntos de interés o lugares curiosos, equivalentes a lo que podemos encontrar en el Centro de la Ciudad de México. Los tours ofrecidos por las agencias de viajes presta poca atención a estos elementos y verlos de lejos, desde ese camioncito rojo descubierto que tan bien retrató Woody Allen en su cinta Celebrity, es perder todo su encanto y los 30 dólares que cuesta el pasaje.

Tal vez pensando en eso surgió la iniciativa de fundar, en 1995, la organización Heritage Trails New York, gracias al apoyo de varias corporaciones como la Bolsa de Valores, Merril Lynch, la Organización Trump y American Express. Con gran originalidad se diseñó un estilo de turismo individual que permite conocer el Dowtown con todo detenimiento a las personas que, desorientadas, llegan al extremo de la calle Broadway, después de cruzar la Pequeña Italia, TriBeca o el Barrio Chino. Este artículo no aborda los lugares que vale la pena visitar, sino el audaz sistema diseñado para hacerlo.

Heritage Trails New York

Portada del foleto Heritage Trails New York

Para comenzar basta con distinguir cualquiera de ellos. Nueva York es una ciudad con completa conciencia del turismo: en ese punto, precisamente, el caminante hallará un folleto a color con el nombre de Heritage Trails; aunque su precio de portada es de un dólar, en muchos sitios puede conseguirse gratis. Aparte de algunos anuncios incluidos para financiar este programa, el folleto incluye un mapa a gran escala de la zona. El usuario puede distinguir en él cuatro líneas de puntos gruesos que recorren las calles, identificadas con colores: anaranjado, rojo, azul y verde.

En la línea punteada hay otros puntos, de diámetro mayor, identificados con un número progresivo y una letra. Cada uno de ellos distingue los sitios de interés. La ruta trazada por ellos abarca distancias cortas y un recorrido lógico para agotar las posibilidades. Basta con que el turista siga el mapa indicado para que conozca bien todos los lugares relevantes. Del lado derecho del folleto se ofrece mínima información sobre todos ellos para hacer de la experiencia algo con sentido. Los atractivos se identifican, a veces, con iniciativas de conservación civiles y gubernamentales: National Historic Landmark, Listed on National Register of Historic Places y Land mark, New York City Landmarks Preservation Commission.

Pero lo curioso no es eso, sino que, en realidad, las rutas de los puntos de colores se han marcado sobre las banquetas, de manera tal que basta agachar la cabeza y verlos para llevar a cabo este tour. En la calle los puntos de interés resaltan con 42 grandes exhibidores (como los que hay en las paradas de los autobuses del D.F.) en los que se colocan carteles alusivos sobre lo que está viendo el caminante, con explicaciones más amplias que las del folleto. En la época de vacaciones en algunos de esos puntos hay personas vestidas con un uniforme distintivo para auxiliar al turista de los self-guided-tours si, a pesar de todas las previsiones, aún se encuentra desorientado. Es, de alguna manera, como ver desplegada una guía sobre la calle misma.

En la línea anaranjada están incluidos la Bolsa de Valores, el World Financial Center, Battery Park y el Museo del Legado Judío, complementario del que se encuentra en la Quinta Avenida, en el costado este del Central Park. La línea roja cuenta, entre otros atractivos, con la Trinity Church —de estilo neogótico—, el edificio Woolworth, el puente de Brooklyn y el Cementerio Histórico de la población Negra. El sendero azul conecta al Banco de la Reserva Federal, al célebre Fulton Fish Market (que pronto cambiará su dirección) y a la antigua Cámara de Comercio. El sendero verde es el más largo, incluye atractivos como la capilla de Elizabeth Ann Seton (la primera santa de origen estadounidense), Wall Street (no más ancha que cualquier calle de la provincia mexicana), el museo de la Bolsa de Valores (hay un día a la semana en que se puede entrar y ver, desde arriba, un área del piso de remates) y otros que ya no permiten caminar, sino que exigen abordar un ferry: la Estatua de la Libertad y la Isla Ellis.

De manera que, con ganas de andar y el folleto en la mano basta para no perderse ningún de los atractivos. El mapa indica el tiempo que toma recorrer cada tramo, aunque ello depende de los propios intereses del turista que puede detenerse en cualquier sitio el lapso que considere apropiado para visitar uno de los museos, escuchar misa en alguna de las iglesias o, simplemente, sentarse en una banca. El mismo folleto invita a visitar las galerías o escuchar alguno de los conciertos que se ofrecen con frecuencia.

Heritage Trails New York

Páginas interiores del folleto Heritage Trails New York

Para los turistas menos independientes, entre mayo y octubre este programa cuenta con recorridos guiados a un costo reducido (oscila entre 7 y 10 dólares) que se dedican a los grandes temas de la zona: Washington y la Revolución Americana, Fortunas y Finanzas, Rascacielos y la Odisea del Downtown (1624-2001). El mapa indica los puntos estratégicos para abordar un medio de transporte (metro o autobús) y volver al hotel o lugar desde donde se partió, así como los sitios donde hay servicios de tocador, teléfonos públicos y bebederos.

El programa planea ampliar sus actividades creando convenios con hoteles de la zona que ya ofrecen paquetes especiales para recorridos el fin de semana. Además ha abierto una página web en la que periódicamente se ofrecen nuevas opciones y noticias sobre el proyecto: www.heritagetrails.com. Una dirección electrónica tours@heritagetrails.org invita a suscribirse para recibir noticias de este programa y de los servicios que incorpora paulatinamente.

Quien visita por primera vez Nueva York debe hacer este recorrido que bien puede ocupar dos días de su agitado itinerario. Por estar relacionados con la fundación misma de la ciudad y con las instancias de gobierno, muchos de sus atractivos no cobran la entrada. En esa zona hay puestos donde se expenden diversos alimentos: pretzels gigantes, ensaladas de frutas y hot-dogs. El dinero que se ahorre en esos días puede servir en los subsecuentes para hacer alguna compra, entrar al cine o algún museo en las otras regiones de la ciudad, donde los boletos pueden costar hasta 12 dólares.

Dice una querida amiga mía que caminar por Nueva York es como entrar a alguna de las innumerables películas ubicadas en la ciudad que hemos visto a lo largo de los años. Hacer este recorrido, modelo para las otras zonas de Nueva York y, en general para cualquier ciudad del mundo, significa ver con cuidado todo lo que las películas olvidan: admirar las notables excavaciones de los primeros asentamientos, lidiar al toro de Wall Street, o beber una cerveza en la taberna (aún abierta al público con su construcción original) donde Washington y sus seguidores s reunían a planear la independencia de su país.

Advertisements
This entry was posted in Turismo and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s