Carne, símbolo de poder

Por Jorge De’Angeli

 Este artículo fue publicado en la edición 29 del periódico 1900 en octubre de 1997

Carlo Magno]

Carlomagno, el poderoso emperador Carolingio, hijo de Pipino el Breve, nieto de Carlos Martel.

¿Qué comía Carlomagno, el más poderoso emperador de la Edad Media? Escribe su biógrafo Eginardo que «tan sólo cuatro platos» lo que parece una maravillosa forma de austeridad, hasta que nos damos cuenta que el buen monje agrega «sin contar los asados que cada día los cazadores ensartaban en sus espetones. Las carnes asadas no se discuten: en la Edad Media fueron el alimento principal de los poderosos. La sociedad de la época era compulsiva y violenta, y comer carne era símbolo de virilidad y fuerza. El noble, el señor, comía mucha carne, y tenía que comerla para evidenciar su estatus de poderoso.

Un cronista del siglo X, Liutprando de Cremona, para señalar la diferencia entre las virtudes del emperador Otón I de Sajonia y las flaquezas del emperador bizantino Nicéforo, del primero escribe que no comía ajo, ni cebollas, ni poros, sino carne; y del segundo, que se alimentaba de vegetales. El Obispo Metz, en el año 888, había preparado un gran banquete en honor de Guido de Spoleto para coronarlo rey, pero prefirió entregar la corona a Eude, Conde de París, cuando averiguó que Guido no comía carne: «No es digno de reinar entre nosotros quien se conforma con una humilde comida de escaso precio».

carnes-rojas[1]

Diferentes cortes de carne se estilan en la actualidad

En el Medioevo comer carne era una verdadera obsesión. La carne era el principal, el único alimento de un cuerpo noble. En consecuencia, quienes escogían el alma, los ascetas, los místicos, los monjes, renunciaban a la carne en más de un sentido. No comer carne era la humillación máxima, la marginación de la sociedad de los poderosos. Muchas veces, la negación de la carne iba acompañada por el abandono de las armas. Al asesino de un obispo, en el año 999, el emperador Otón III y el Papa Silvestre II, le prohibieron «besar hombre o mujer, vestir ropa de lino, dormir dos noches seguidas en la misma cama, llevar armas y comer carne» Armas y carne, símbolo de poder, orgullo de los poderosos.

Advertisements
This entry was posted in Cultura, Gastronomía, Historia and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s