El sabor del Chardonnay

Por Francisco Domenech

Este artículo fue publicado en la edición 66 del periódico 1900, en marzo del 2001

300px-Chardonnay_Moldova[1]

Uva Chardonnay

Si de vinos blancos estamos hablando, quizás me dirán, como mi abuelo, que «no hay mejor vino blanco que un vino tinto». Sin embargo, en los tiempos modernos que siguieron a la década de 1960, el vino blanco fue promotor de grandes cambios en hábitos y costumbres, y no hay mejor representante de éstos que los vinos de uva Chardonnay.

Generalmente lo que se observaba al momento en que alguien ordenaba un vino blanco, era que éste se pedía por su nombre (Poully Fuissy o Liebfravenmilch), o en forma genérica (vino blanco español o alemán), y casi nunca se ordenaba por la variedad de uva que lo componía. La Chardonnay fue de las primeras variedades de uvas blancas que los nuevos consumidores empezaron a pedir por su nombre. Era una cuestión romántica, de status, para darle un lugar como conocedor del medio, y definir gustos propios.

Pero la realidad es que hay algo mágico sobre el Chardonnay…ya que es la máxima expresión de la bodega productora y en especial del enólogo de la misma; es como si fuera un vino estandarte que la distingue por su estilo y elegancia. Por lo mismo, las posibilidades que ofrece el vino Chardonnay son tan ilimitadas como las bodegas productoras existan en el mundo, y tanto como sus enólogos quieran ponerle su toque personal.

chablis_christian_moreau[1]

Chablis Christian Moreau

La uva Chardonnay es en todo el mundo y en todas sus formas, merecedora de elogios y reconocimientos. Llena más botellas de vino que cualquier otra variedad de uvas, como los excelentes Chablis de Borgoña y el Champagne en Francia, lugares clásicos del cultivo de esta uva, así como los Chardonnay de las nuevas áreas de producción como California, Washington y Oregon en Estados Unidos; la Toscana en Italia y países como Australia, Chile, Sudáfrica y Nueva Zelanda.

El Chardonnay, aún en sus más complejas formas, es un vino accesible, fácil de beber y de entender. No es necesario ser un experto en el conocimiento del vino para apreciar su riqueza, complejidad, sabor y diferentes estilos. Estilos que van de un profundo sabor con toques de madera, mantequilla y vainilla hasta frutales, más delicados con sabores de manzana, durazno o melón.

Así pues, una de las primeras consideraciones sobre la producción de un vino Chardonnay es la que afronta el enólogo, al decidir entre crear un vino ligero frutal, o uno con mucho cuerpo y más complejo. El primero generalmente se añejará en tanques de acero inoxidable de 5 a 8 meses, lo que permite que los toques de fruta sobresalgan del producto. Los segundos etiquetados, —seguramente reservas—, harán lo suyo con al menos un año en barricas de roble, logrando mayor equilibrio del producto y resaltando los sabores a mantequilla y vainilla. Sobra decir que la materia prima siempre será lo más importante en la elaboración de vinos de calidad, por lo que las uvas de mayor calidad siempre se destinarán a la producción de vinos más finos.

Cuando la uva Chardonnay se transforma en vino, se convierte en un líquido dorado que hace de cualquier ocasión, reunión y momento una experiencia memorable. ¡Qué mejor  que una copa como aperitivo y otra para iniciar los deleites de una buena comida! Cuando se transforma en champagne o vino espumoso, se convierte en el símbolo universal para celebrar y conmemorar eventos, fechas y ocasiones especiales.

¿Qué comida se lleva con este vino?

AMNHFAKCAJ500FLCADLX313CA68R6GBCAVITA47CABJJKTBCA59D5YVCAN0FRLFCAEJFRIUCAACZE4JCA0CASIKCAEG79F8CAGS22PLCADBW7QECA022RC5CAIH4JL5CA1Y7IU9CAP8IOEPCA0EZV6N

Queso Chablis chalancey

Mi abuelo dirá seguramente que el vino blanco únicamente se puede acompañar con pescados y mariscos, como podría ser un salmón a la parrilla, o unos camarones al cilantro. La realidad es que existe un sinnúmero de platillos combinables y fáciles de encontrar en los lugares habituales para comer. Por ejemplo, una pasta con una salsa ligera de crema o un risotto al fungi, así como unas costillitas de ternera en salsa de vino blanco, o un pollo al estragón; son sólo algunos de los platillos que yo podría recomendar, ¡imagínese las posibilidades de combinación! Ya como para cerrar con broche de oro, se puede degustar perfectamente con quesos como el de cabra y algún cremoso, quizás Camembert, y fácilmente con algunos postres, como un sencillo panqué de naranja o una natilla española.

Santo_Tomas__Cha_5000735c2e1ae[1]

Chardonnay Santo Tomás, digno representante del Chardonay mexicano

Así que por la gran variedad de estilos que presenta este vino de uva blanca, es difícil dar una descripción exacta de lo que es un Chardonnay. Lo que sí puedo asegurar es que experimentar es muy importante para entender esta forma y cualquier otra de tomar vino blanco, hay que probarlo y degustarlo en más de una manera, beber sus diferentes variedades de estilos y regiones.

Defina sus gustos, viva completamente y al máximo esta nueva experiencia singular que, antes de que nada, deberá ser divertida y alegre, que abrirá para usted un sinfín de nuevas posibilidades y que romperá, seguramente, con los tabúes que podría haber tenido respecto al vino blanco.

Advertisements
This entry was posted in Arte, Cultura, vinos and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s