Béla Bartók: Concierto para viola y orquesta

  Por Rafael Muñoz Saldaña

 Este artículo fue publicado en la edición No. 38 del periódico 1900. Julio de 1998

File:Bartók Béla 1927.jpg

Béla Bartók

   Entre los compositores de los últimos cien años Béla Bartók es excepcional por un perfil artístico en el que resalta la fusión de elementos académicos y folclóricos, y la síntesis de dos épocas musicales: el fin del Romanticismo y el comienzo de las vanguardias distintivas del siglo XX. En sus obras destaca la fuerza rítmica, el color de las tonalidades y la variedad de las armonías. De esta manera, ciertos elementos lo emparientan con Richard Wagner y Richard Strauss, mientras otros lo hacen decididamente moderno y aún contemporáneo medio siglo después de su muerte. Su amplio catálogo abarca casi todos los géneros: ópera, ballet, música para un solo instrumento, cuartetos de cuerdas y sinfonías. Sin embargo Bartók tuvo especial interés en las obras concertantes, que alcanzaron su auge entre los albores del período Clásico y las postrimerías del Romántico. De ello dan prueba tres conciertos para piano, un atrevido experimento en el que la propia orquesta es el instrumento solista (el Concierto para orquesta) y un concierto para viola que dejó inacabado.

Los conciertos para viola no son comunes en la historia de la música por el sonido tanto grave y opaco del instrumento y el lucimiento de su hermano el violín que, como pasa en todas las familias —la de las cuerdas no es la excepción—, ha pretendido anularla. Algunas obras que le dan un papel protagónico como son el Concierto de Grazyna Bacewicz, Haroldo en Italia de Hector Berlioz, la Suite Hebraica de Hernest Bloch, el Concierto opus 20 de Peter Racine, La Suite en ocho movimientos de Ralph Vaughan Willians y la Rapsodia-Concierto de Bohuslav Martinu.

English: William Primrose

English: William Primrose (Photo credit: Wikipedia)

 Fue por eso que William Primrose (Glasgow 1903-Provo, Utah 1982), el violinista más famoso de todos los tiempos, encargó a Bartók la composición de una obra especial para él. Primrose quería devolver a la viola el carácter y la importancia que había perdido a lo largo de los siglos. Así lo explicaba en un escrito: «La viola ha sufrido quizá más altibajos en su tratamiento musical que cualquier otro instrumento de cuerda. En los últimos años del siglo XVI y los comienzos del siglo XVII mantenía en las orquestas la misma posición que tienen hoy día los primero y segundos violines. El violín, con su afinación más alta y su color tonal más exquisito, continuamente tocaba a la puerta. La viola hacía las veces de sirvienta donde algina vez había sido dueña y señora».

Afincado en Estados Unidos a causa del exilio que le impuso la Segunda Guerra Mundial, Bartók pronto realizó los primeros bosquejos y compuso la parte del instrumento solista. Pero su método de trabajo era tanto caótico: la notación musical resultaba confusa, bocetaba un motivo y otro en pequeños trozos de papel y sólo él estaba en condiciones de compilar todo el material en una partitura legible y consistente que tardó en confeccionar un año.

Grave of Béla Bartók in Farkasrét Cemetery, Bu...

Grave of Béla Bartók in Farkasrét Cemetery, Budapest (Photo credit: Wikipedia)

A inicios de septiembre de 1945, cuando la obra había avanzado lo suficiente, Bartók se comunicó con Primrose para proponerle una reunión. En ella discutirían algunos detalles hasta que la partitura fuera satisfactoria tanto para el compositor como para quien sería su primer intérprete. La cita no pudo llevarse a cabo el día previsto a causa de un fuerte aguacero. Ante tal contingencia planearon un nuevo encuentro que tendría lugar la semana siguiente. Éste jamás se realizó pues Bartók murió en West Side Hospital de Nueva York el 26 de septiembre de 1945, a consecuencia de la leucemia que le habían diagnosticado meses atrás. El compositor fue inhumado provisionalmente en un ataúd metálico en el cementerio Ferncliff de Weschester Country. Sus restos fueron exhumados y repatriados a Hungría en julio de 1988. Reposa en el cementerio Frakasrét de Budapest al lado de su madre y su esposa Ditta. 

El Concierto para viola quedó inconcluso. Hay quienes dicen que la obra ya estaba terminada pero no en una versión indescifrable para otros ojos que no fueran los de su autor. Se propuso a Tibor Serly, uno de los alumnos más aventajados de Bartók, reconstruir la partitura. Serly tardó más de dos años en interpretar lo que decían aquellas trece páginas y numerosos trozos de papel. En especial cuidó las indicaciones de Bartók en el sentido de crear un acompañamiento musical ligero que permitiera oír el sonido de la viola. Tocó también a Serly realizar la orquestación de los últimos diecisiete compases del Concierto para piano número tres.

El estreno, que estuvo a cargo del propio Primrose y bajo la batuta de Serly, se llevó a cabo en 1949. Existe una grabación de la interpretación original editada recientemente por el World Record Club. Algunas personas quedaron inconformes con esa versión e incluso ha habido intentos por rectificarla, pero no han tenido mayor trascendencia. En el Primrose International Viola Archive de la Universidad de Brigham Young se conserva una serie de documentos que pertenecieron a Primrose. Ahí está por ejemplo, una Suite de danzas españolas original de Efrem Zimbalist. También se ubican en él las copias de trabajo del Segundo concierto para viola de Darius Milhaud y el manuscrito original de Serly con la versión final del concierto de Bartók.

Aunque la duración fluctúa de acuerdo con el intérprete el Concierto para viola no rebaza los veinte minutos. Está dividido en tres movimientos sin solución de continuidad. Allegro, Adagio religioso y Finale que van reduciendo su extensión. El segundo alcanza apenas la mitad del primero y el tercero tan solo una cuarta parte. Hay quienes distinguen entre el Adagio y el Finale un breve movimiento de transición conocido como Allegreto. Aunque la obra tiene algo enigmático en ella las emociones se expresan con claridad. El instrumento solista y la orquesta dialogan empleando un lenguaje no del todo comprensible para el auditorio desde el plano intelectual. Tras las frases profundas se distingue un tono de soledad y melancolía que nos aproxima a los sentimientos de un hombre que se sabe cerca de la muerte.

***

El violonchelista japonés Yo-Yo Ma / Credit: aryanmehr

Esta obra ha sido interpretada en escenarios de todo el mundo, incluso en transcripciones para otros instrumentos, como en los casos del violinista Yehudi Menuhin y el violonchelista y showman YoYoMa. En México su ejecución más reciente estuvo a cargo de la Orquesta del Instituto Politécnico Nacional, bajo la batuta del reconocido director Armando Zayas. Los conciertos se realizaron los días 11 y 13 de junio de 1998 en el auditorio Alejo Peralta de la mencionada casa de estudios. En el programa se interpretaron, además, la Suite 1 de Grieg y la Tercera sinfonía «Eroica» de Ludwig van Beethoven.

English: Violist Viacheslav Dinerchtein

English: Violist Viacheslav Dinerchtein (Photo credit: Wikipedia)

El concierto de Bartók fue ejecutado por el violinista Viacheslav Dinerchtein quien se encuentra en México aprovechando un receso en los estudios de maestría que sigue en el Peabody Conservatory of Music de Baltimore, Estados Unidos. Gracias a una técnica precisa Dinerchtein logró despertar una reacción cálida en el público que siguió atento todos los compases y pidió un encoré que, para no romper con la atmósfera sonora del final, Dinerchtein prefirió no interpretar.

Después de haber preparado esta obra durante un largo período el solista no ha dado por concluido el proceso de creación y perfeccionamiento que preceden a cada presentación ante el público. El violinista ha adquirido una mayor seguridad en sí mismo confirmando los comentarios que sobre él han hecho compositores y críticos de renombre, así como el criterio del Peabody Conservatory para otorgarle la beca de la que goza actualmente. Este es su primer trabajo con una orquesta formal. En ese sentido podría considerarse una excelente oportunidad para él. Por lo contrario, hay que el conjunto instrumental no estuvo a la altura del solista. Las cuerdas se desdibujaron en una incierta masa sonora y los otros sectores estaban poco coordinados entre sí. A pesar de ello Zayas logró que la viola no fuera sofocada por el cuerpo orquestal. 

Entre los planes inmediatos de Dinerchtein se encuentran proseguir con sus estudios profesionales. Actualmente prepara una obra de Hindemith y ensaya con el Cuarteto Kammerton.

Para concluir vale la pena recomendar a las orquestas importantes del país (sobre todo a la Sinfónica Nacional y a la Filarmónica de la Universidad Nacional Autónoma de México) que pongan sus ojos en este promisorio talento decidido a dar a la viola el lugar que merece.

Cronología de Béla Bartók

1881 Nace en Nagyszentmiklós, Hungría (actual Sinnocolau Mare, Rumania) el 25 de marzo.

1886 Empieza a estudiar piano con su madre.

1889 Se instala en Nagyszollow (actual Vinogradov, Ucrania), donde su madre trabaja como maestra de escuela.

1890 Escribe sus primeras composiciones.

1894 Se instala en Pozsony (actual Bratislava, Eslovaquia)

1899 Se muda a Budapest, comienza a estudiar piano y composición en la Academia de Música.

1905 Comienza a estudiar música folclórica con Zoltán Koldáy.

1907 Es nombrado maestro de piano en la Academia de Música.

1907-09 Cuarteto de cuerdas número 1.

1908 Compone Catorce Bagatelas.

1909 Contrae matrimonio con Márta Ziegler.

1910 Nace su primer hijo, Béla Bartók.

1911 Compone la ópera El Castillo de Barbazul.

1912 Cuatro piezas para orquesta.

1913 Viaja a Biskra, Argelia, para recopilar música autóctona.

1914-16 El Príncipe de Madera, ballet.

1915 Vive en Rákoskeresztúr.

1915-17 Cuarteto de cuerdas número 2.

1918-19 El Mandarín Milagroso, ballet.

1919 Miembro del Directorio de Música de la República Comunista de los 133 días.

1921 Concluye el libro La canción folclórica húngara.

1921-22 Dos sonatas para violín y piano.

1923 Se divorcia de Márta Ziegler y contrae matrimonio con Ditta Pásztory.

1924 Nace su segundo hijo, Peter Bartók.

1926 Concierto para piano número 1.

1927 Cuarteto de cuerdas número 3.

1927-28 Primera gira por Estados Unidos.

1928 Cuarteto de cuerdas número 4.

1930 Cantata Profana.

1931 Concierto para piano número 2.

1934 Cuarteto de cuerdas número 5. La Academia de Ciencias le encarga la edición de un volumen con canciones folclóricas húngaras.

1936 Música para cuerdas, percusión y celesta. Investigaciones etnomusicales en Turquía.

1937 Sonata para dos pianos y percusiones.

1938 Contrastes. Concierto para violín.

1939 Muere su madre. Escribe el Divertimento y el Cuarteto de cuerdas número 6.

Nueva gira por Estados Unidos donde se queda a vivir, huyendo de la amenaza del nacionalsocialismo.

1941 Se desempeña como investigador de música folclórica servocroata en la Universidad de Columbia.

1942 Concierto para orquesta.

1944 Sonata para violín solo.

1945 Concierto para piano número 30. Muere de leucemia en Nueva York el 26 de septiembre.

Advertisements
This entry was posted in Cultura, Historia, Leyendas, Personajes and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s